25 noviembre 2007

Vender el conocimiento

Todos los que nos dedicamos a esto de la Consultoría sabemos lo difícil que resulta romper el hábito existente de la facturación por horas. Como si lo que estuviera contratando el cliente fuera mi tiempo... Si fuera así, dejaría pasar el tiempo como dicen por el norte: "sin más".

En un post de hace algún tiempo, Mario abogaba por "sacar el conocimiento de la cabeza y ponerlo en algún otro soporte" (o algo así) y esto ha sido lo que se me ha venido a la cabeza al leer la noticia que publica Cinco Días relativa a las ganancias (233.000 euros) de la sociedad de la familia Aznar que se dedica a la "explotación de los derechos de propiedad intelectual en todas sus manifestaciones". Supongo que no es noticia ni por la cuantía, ni por el tipo de sociedad, sino simplemente porque se trata de Aznar...

A mi, al margen de todas las connotaciones existentes, me ha parecido inteligente... como dicen por ahí, "sin más", hay que aprovechar la marca personal...

1 comentario:

µßio dijo...

Un haiku:
Soy técnico,
estoy empleado
y quiero mas.

La mayoría del empleo lo generan las pequeñas empresas. Salvo algunas con I+D, la propiedad de los conocimientos de los técnicos contratados, es propiedad de los propios técnicos, cosa que ignoramos, y que normalmente se ceden a la empresa, prácticamente sin contraprestación alguna. La venta de éstos conocimientos, podría generar un extra para el técnico, la red de I+D mas grande del mundo, la mejora competitiva de toda la sociedad.

Hace falta una estructura para encauzar esa actividad, ¿vía open business?,

Se podría preparar una estructura, para que los técnicos, sin cambiar las circunstancias, pudieran desarrollar mejor y comerciar con sus propios derechos de propiedad intelectual de su trabajo, al tiempo que se hace pool en un juego colaborativo de suma no zero. Mezclando disciplinas, formando en nuevas áreas, buscando un nuevo papel al técnico en las empresas:
a) Que reduzca el mono-cliente
b) Que ayude a crear nuevas expectativas
c) Que sirva para la formación contínua y renovación o auto-renove
d) Que facilite la búsqueda de nuevos clientes y oportunidades
e) Que con el mínimo esfuerzo, se encuentren soluciones competitivas
f) Que - y ¿por qué no?- mejore la jubilación.

Si Nietzche levantase la cabeza, lo llamaría el nuevo supertécnico.