18 agosto 2016

Lectura: Start-up Nation

Supongo que el hecho de haber iniciado una empresa a partir de una idea despertó mi interés por el emprendimiento y, en particular, por las start-ups de seguridad o ciberseguridad. Y ambos fenómenos conducen indefectiblemente a lo que sucede en Israel en materia de emprendimiento en ciberseguridad, con claros ejemplos de pequeñas empresas punteras que han nacido en este pequeño territorio. Y, sobre todo, ¿por qué este fenómeno no se reproduce en otros lugares [como, por ejemplo, en España]?

Y, en este tema, la obra de Dan Senor (@dansenor) y Saul Singer (@saulsinger) sobre la historia y las causas de este fenómeno es obligatoria. Las casi 300 páginas son una recopilación exhaustiva de citas y referencias para aquellos que, como yo, quisieran aprender y entender por qué tantas start-ups en Israel.

Como digo, la lectura no tiene desperdicio pero destacaría algunas citas que, además, creo que sirven como resumen de la explicación de los autores al fenómeno de emprendimiento israelí (la traducción es mía, así que si hay algún error, ya sabéis a quien culpar):
"Hoy, Israel lidera el mundo en porcentaje de su PIB que va a investigación y desarrollo, creando tanto una ventaja tecnológica crítica para la seguridad nacional, como un sector tecnológico civil que es el principal motor de la economía." 
"... la estrecha proximidad de grandes universidades, grandes empresas, start-ups, y el ecosistema que las conecta -incluyendo todo lo necesario desde proveedores, una reserva de talento de ingenieros, a capital-riesgo." 
"... lo que se echa en falta en otros países es un núcleo cultural construido sobre una rica combinación de agresividad y orientación al equipo, en aislamiento y conectividad, y en ser pequeño y querer ser grande." 
"... lanzar una start-up o entrar en alta tecnología se ha convertido en la cosa más respetada y "normal" para un joven israelí ambicioso. [...] Lo que en la mayoría de los países es algo excepcional, en Israel se ha convertido en casi una carrera estándar, a pesar del hecho de que todo el mundo sabe que, incluso en Israel, las posibilidades de éxito para las start-ups son bajas. [...] El éxito es mejor, pero el fracaso no es un estigma; es una experiencia importante para tu curriculum." 
"El secreto, por tanto, del éxito de Israel es la combinación de los elementos clásicos de los clusters tecnológicos con algunos elementos únicos de Israel que mejoran las habilidades y experiencia de los individuos, haciéndoles trabajar juntos más efectivamente como equipos, y proporcionándoles contactos próximos y fácilmente disponibles en una comunidad establecida y creciente." 
"... el reto al que se enfrenta cada país desarrollado en el siglo XXI es convertirse en una factoría de ideas, lo que incluye tanto generar ideas en casa como aprovecharse de las ideas generadas en cualquier otro lugar."

Por tanto, tratar de establecer clusters para fomentar el ecosistema de emprendimiento está bien, es condición necesaria, pero no es suficiente. Como los propios autores reconocen, los clusters en Israel no crean las condiciones para el fenómeno de emprendimiento, sino que actúan como facilitador. Así que, mucho me temo que, o trabajamos el aspecto cultural o "montar" clusters solo va a ser un tremendo desperdicio...

Y, siento decirlo, pero en el tema cultural tenemos muuuucho trabajo que hacer, en un país donde lo que primamos no es, precisamente, el esfuerzo sino la cultura del pelotazo... nos queda mucho por hacer...

...¿todavía no me sigues en twitter.com/antonio_ramosga?